Descargar Catálogo

Misty Copeland y su ascenso imposible

 In Blog, Reseña

Agallas y brazos propulsaron a Misty Copeland en su ascenso imposible a través de las filas del ballet

 

En el mundo del ballet, tan lleno de cisnes blancos, Misty Copeland resalta entre todas.

Como la primera mujer afroamericana en 20 años en conseguir el rango de solista en el Teatro Americano de Ballet (American Ballet Theater), Copeland ha sido la protagonista de un ascenso sin precedentes. En sus memorias «Una vida en movimiento: una bailarina improbable», Copeland nos cuenta de su travesía de la pobreza al foco del reflector en una de las compañías de ballet más importantes de Estados Unidos.

Copeland y su familia vivían en un cuarto de hotel cuando comenzó con sus clases de ballet en el «Boys & Girls Club» a los trece años —una edad para empezar muy tardía para cualquier bailarina.

Pero fue precisamente en el ballet donde la pequeña Copeland (con cinco hermanos) encontró su lugar para brillar.

Misty-Copeland-B-and-W-Photographer-Mesiyah-McGinnis-3-682x1024

«Nunca fui, tú sabes, la popular o la bonita», nos cuenta, «estos pies tan grandes y las piernas flacas y brazos escuálidos me parecían cosas negativas desde la forma en que vemos la belleza en esta sociedad, y cuando entré al mundo del ballet, todas esas cualidades resultaron ser bellas para una bailarina».

En tres meses Copenad ya bailaba En Pointe. A los 15, había llamado la atención de varias compañías de ballet importantes —incluyendo TEATRO AMERICANO DE BALLET— al ganar el prestigioso «Los Angeles Music Center Spotlight Awards».

Hoy día, Copeland ha bailado con TEATRO AMERICANO DE BALLET por más de 13 años, trabajando de manera diligente desde los Corps de Ballet hasta la posición de Solista.

En 2012 hizo historia al convertirse en la primer mujer negra en bailar el rol titular del «pájaro de fuego» para TEATRO AMERICANO DE BALLET, y desde entonces ha ayudado a impulsar el «Proyecto Plié» de la compañía, que tiene como objetivo promover la diversidad en el ballet.

Copeland ha sido llamada un prodigio a lo largo de su carrera, pero ella acredita su crianza por haberle dado una piel lo suficientemente gruesa para prevalecer en el competitivo mundo del ballet.

Misty-_-Under-Armour

«Creo que los bailarines que han triunfado tienen esta capacidad de pelea en ellos» dice Copeland. «Los que han triunfado no son los que fueron súper talentosos y que fueron llamados genios desde pequeños, sino aquellos a los que les dijeron “no” una y otra vez, ellos son los que acaban triunfando, y eso es lo que creo que me ayudó a mí».

Pero Copeland también ha desafiado la norma para muchos bailarines de ballet por su habilidad para introducirse en la cultura popular.

Tiene más de 250,000 seguidores en Instagram, se ha presentado en escena con el icono de la música Prince, y protagonizó el comercial «única en su especie» de Dr. Pepper de dieta. Este verano, colaboró con el equipo del show de televisión «So You Think You Can Dance» («así que crees que puedes bailar») como jueza invitada, y la semana pasada, el promocional «haré con mi voluntad lo que quiero» de Under Armor que estelariza Copeland se volvió viral en Internet.

Si Copeland triunfará en su meta de ser la primera mujer afroamericana en convertirse en directora del TEATRO AMERICANO DE BALLET aún está por verse. Pero por ahora, está obteniendo la experiencia de bailar algunos de los roles que van muy bien con dicha posición.

A principios de este año, bailó el rol principal de Swanilda en «Coppélia» y tomará el icónico papel doble de Odette/Odil en «el lago de los cisnes» cuando la compañía viaje a Australia a finales de agosto.

 

Fuente: Julia Griffin, PBS Network, http://www.pbs.org/newshour/art/misty-copelands-grand-rise-ballets-pinnacle/

Traducción por José Arias

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search