Descargar Catálogo

Las formas matemáticas de la danza

 In Artículos del blog, Blog

La danza es todo un arte que permite expresarnos de maneras únicas y alcanzar la perfección. Así como la expresión de su arte, también tiene una fuerte relación con las matemáticas y precisión. Cuenta con muchos elementos y exigencias, de las cuales no te has percatado. Las matemáticas y la danza son dos disciplinas que se caracterizan por su autoexigencia y complicación.

ejemplos-de-danzas

(Foto tomada de: www.ejemplos.org/ejemplos-de-danzas)

 

Para el ballet se necesita de una gran capacidad de concentración y memorización que involucran ejercicios de aritmética. Tanto en el ballet como en las matemáticas, sobresale la belleza de las formas estructuradas, identificando matemáticamente los elementos que aparecen en esta disciplina.

En el ballet clásico la perspectiva y la imagen son fundamentales y, por ello, la geometría ofrece un camino a la perfección en las proporciones y formas sobre el escenario. El conjunto de los movimientos que dejan invariante el plano donde se inscribe el movimiento y cuerpo del bailarín (por ejemplo, un giro o una traslación), con su asociada operación de composición, forman una estructura algebraica que los matemáticos denominan como “grupo”.

Desde otra perspectiva, el movimiento del bailarín se puede entender como un sistema dinámico, estudiando la evolución temporal de sus posiciones. Entre los elementos matemáticos que se reflejan en los movimientos de un bailarín están: los regímenes estáticos, los equilibrios que aparecen en los pasos de éste, las piruetas múltiples, o los correspondientes a ciertos silencios musicales.

Así también, una coreografía se corresponde con una serie numérica ordenada con los tiempos musicales invertidos en cada paso: a este procedimiento, le denominamos “sucesión matemática”.

El matemático alemán Gottfried Wilhelm Leibniz afirmó que “la música es el placer que experimenta la mente humana al contar sin darse cuenta de que está contando”. Los ritmos en la danza constituyen la forma más intuitiva de matemática elemental: la aritmética.

Por último, pero no menos importante, está la concepción del espacio, que es fundamental para los coreógrafos, así como para los bailarines. Las danzas más contemporáneas experimentan con nuevas escenografías con espacios curvos, en los que, además, el cuerpo se contorsiona hasta posiciones más arriesgadas.

Analizando todos estos elementos, vemos y concluimos que la combinación de éstas dos disciplinas, logran la expresión de la belleza un nivel supremo y perfecto.

 

Fuentes consultadas:

El País. Cristina Sardón. https://elpais.com/elpais/2017/11/27/ciencia/1511798957_277080.htmlConsultado el 12 de diciembre de 2018.

Recent Posts
0

Start typing and press Enter to search

pareja mayor bailando