Descargar Catálogo

Brillos y tormentos de Rudy

 In Artículos del blog, Blog, Reseña

Por Carlos Paolillo

Al momento de la valoración histórica, Rudolf Nureyev (Siberia, 1938 / París, 1993) rivaliza con Vaslav Nijinsky en cuanto a la determinación del bailarín más celebrado y controvertido del siglo XX. Su excelencia artística junto a su extrema violencia personal, lo convirtieron en un icono universal imposible de desestimar. Suficientemente conocida es la anécdota que rodeó el nacimiento de Rudolf Jametovich Nureyev el 17 de marzo de 1938 en Irkutsk, Rusia, a bordo de un tren de pasajeros. La incesante aventura vital del personaje se iniciaba como visionario prólogo de su convulsa existencia. Desde muy joven Nureyev destacó por su pericia en la ejecución de las danzas tradicionales de Bashkortostán, región a la que llegó a vivir de niño. Sin embargo, su formación dentro del ballet fue tardía. Desde 1955 hasta 1958 estudió en el Instituto Coreográfico Vaganova de Leningrado, donde sorprendía por sus capacidades físicas e interpretativas de excepción. Sus años como miembro del Ballet Kirov fueron reveladores de grandes potencialidades artísticas y complejidades en su comportamiento, lo cual dificultó su acceso a la categoría de héroe nacional con la que se investía a los grandes artistas desarrollados en la Unión Soviética. Bailaba con la compañía en las provincias rusas y logró un lugar en un viaje a Viena, luego de la cual volvió a quedar confinado en su país.

 

El 17 de junio de 1961 resulta una fecha significativa para el ballet internacional. Ese día, Nureyev abandonó al Kirov quedándose París, al finalizar una gira en la que había sido incluido a último momento como primer bailarín. El eufórico recibimiento con el que fue recibido por el público y la crítica francesa, unido a su sonada evasión a Occidente, lo convirtió en un referente cultural ineludible. El Ballet del Marqués de Cuevas fue la primera compañía occidental que le acogió y poco después, en Dinamarca, conoció Eric Bruhn, primera figura del Ballet Real Danés, quien se convirtió en su amigo íntimo y protector. En 1962, a instancias de Margot Fonteyn, se asocia al Royal Ballet de Londres, iniciando una nueva etapa profesional que lo proyectaría con fuerza dentro del ámbito de la danza europea. La pareja Nureyev-Fonteyn se convirtió en emblemática y para la bailarina británica representó quizás un segundo aire en su ya cumplida carrera artística.El corsario, Romeo y Julieta y Margarita y Armando, dieron cuenta de la notable empatía entre los bailarines y de una época dorada vivida por ambos.

014_rudolf-nureyev_theredlist

 

A finales de los años 60, Rudy colaboró con el Ballet Nacional de Holanda y comenzó a figurar en algunos largometrajes relacionados con temas de la danza. A comienzos de la siguiente década, concibe su propia puesta en escena de Don Quijote, presentada en Australia, que significó su primera experiencia como director. También durante los años 70, Nureyev viaja a Estados Unidos para protagonizar El rey y yoen Broadway  Es invitado del American Ballet Theatre y de la Compañía de Martha Graham, Actúa en televisión y filma I am a dancer(1972), suerte de documental autobiográfico. Entre 1983 y 1989, Rudolf Nureyev fue director artístico del Ballet de la Ópera de París, dondeademás de bailar, realizó nuevas producciones, a partir de sus versiones coreográficas, de las obras clásicas fundamentales, además de impulsar  la nueva coreografía dentro de ese tradicional seno. Durante esa época, los mitos de Nureyev y Nijinsky se acercaron. Rudy asumió la reconstrucción histórica de las grandes interpretaciones del paradigmático bailarín de los Ballets Rusos de Diaghilev. Así,Petrushka, El espectro de la rosa y La siesta de un fauno, entraron en su cuerpo y su sensibilidad, en más de un aspecto unidos al espíritu de Vaslav.

Se conmemoran quince años del fallecimiento de Rudolf Nureyev, ocurrido el 6 de enero de 1993. El bailarín, por muchos años apátrida y finalmente convertido en ciudadano austriaco, murió de sida, estigmatizado por su enfermedad pero sin haber mermado nunca su gloria. Su brillante carisma y sus tormentos internos, lo acompañaron tanto en la vida como en la muerte. Para la conmemoración de su aniversario se estarán celebrando este año numerosas galas y homenajes, incluido el de la Ópera de París, y salen a luz nuevos libros y películas. La editorial Phaidon ha reunido las fotografías que grandes maestros de la lente le hicieron en el volumen titulado simplementeNureyev y aparece Rudolf Nureyev: The Life, una polémica y reveladora biografía autorizada, mientras que la BBC y la PBS de Estados Unidos estrenan respectivamente los documentales From Rusia With Love y Nureyev: The Russian Years, éste último de gran impacto, en tanto que se centra en la etapa menos conocida y documentada, la de su juventud, ya rebelde, en aquella Unión Soviética. Por aquí, el Teatro Cervantes de Málaga se une a las celebraciones con una gala homenaje con estrellas internacionales que ha sido organizada por Giuseppe Carbone, amigo personal de Nureyev, que ha trabajado en Alla Scala de Milán y la Arena de Verona.

rudolf

 

PAOLILLO, Carlos (2008, mayo-junio). Brillos y tormentos de Rudy.
Consulta del 24 de febrero, 2015, del portal de internet de «susyQ»: http://susy-q.es/web_susy/susyq_14_2.htm

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search